sábado, diciembre 22, 2007

siéntese en la silla y permanezca sentado hasta que la muerte los separe

Pase mi vida amando a una mujer que amaba a otro que no la amaba a ella, sino a otra de la que nunca supo si le correspondia...
MACBA - Diciembre de 2007
Coixet - A los que aman

jueves, septiembre 06, 2007

Haiku

kagerô ya
me ni tsukimatou
warai gao


en las tinieblas
lo que ronda mis ojos
es su sonrisa
.
Kobayashi Issa et Pierrot le fou

lunes, agosto 13, 2007

Siunanochedeinviernounviajero

- Y todos los miércoles la damisela perfumada me da un billete de cien coronas para que la deje sola con el detenido. Y el jueves las cien coronas se han ido ya en cerveza. Y cuando ha terminado la hora de la visita la damisela sale con el tufo de la prisión en su traje elegante; y el detenido vuelve a la celda con el perfume de la damisela en sus ropas de presidiario. Y yo me quedo con el olor a cerveza. La vida no es más que un intercambio de olores.

- La vida y también la muerte, puedes jurarlo - terció otro borracho, cuya profesión era, como me enteré enseguida, sepulturero. - Yo con el olor a cerveza trato de quitarme de encima el olor a muerto. Y sólo el olor a muerto te quitará de encima el olor a cerveza, como a todos los bebedores a quienes toca cavarles la fosa.

He tomado este diálogo como una advertencia a estar en guardia: el mundo se va deshaciendo e intenta arrastrarme en su disolución.




jueves, julio 05, 2007

Domingos


Ocurre después de la comida. Tras el tortel, el café, el carajillo. Al mismo tiempo que una brutal somnolencia hace su aparición, cuando las conversaciones llegan a un callejón sin salida y se apagan hasta los rumores de la casa de al lado, esa donde siempre hay un bebé que nunca acaba de crecer. Llega de pronto, como una niebla espesa, más espesa que el humo del tabaco y los puros, y se aposenta encima de la mesa del comedor, en la que ya no caben más migas ni restos de comida, como un batracio satisfecho a partir de las cinco de la tarde, justo cuando uno está pensando en tomar otro café. Es la tristeza del domingo por la tarde, ese estado entre la melancolía y la pura pena que ataca a todo bicho viviente entre los tres y los noventa y tres años. Ese estado que, en los países nórdicos, contabiliza más intentos de suicidio que ningún otro momento de la semana. Ese estado que condujo a Proust a meterse en la cama y a no querer salir por más magdalenas y té que Celeste le trajera. Esa extraña congoja que empuja a mucha gente a invertir los patrones del tiempo y a intentar con desesperación prorrogar el sábado hasta el martes y a poblar los after que abren el domingo a mediodía. Esa mezcla de vagos recuerdos de infancia llenos de relamidas voces de locutores deportivos y horribles sintonías que llenaban el patio de vecinos y cuadernos escolares con deberes a medio hacer y la sensación de empezar todo de nuevo y el miedo a que nuestros amigos del viernes hubieran formado toras alianzas durante y el fin de semana y ya no nos "ajuntaran" el lunes, y el miedo, también, a que la señorita hubiera olvidado nuestros nombres.


Domingos por la tarde en ciudades desconocidas, en hoteles con moquetas imposibles y habitaciones con baños de color marrón que te empujan a pasear por bulevares vacíos con tiendas cerradas y gente que bebe sola en cafés a punto de cerrar.


Domingos por la tarde en agosto donde la ebriedad de sentir la ciudad para uno solo es reemplazada por el vértigo de tener la ciudad para uno solo.


Domingos de adolescencia a la salida de la Filmoteca, después de ver una película de Bergman (que en sus memorias hace varias referencias a la tristeza suprema del domingo por la tarde) que nos zarandea hasta la médula y que nos empujaba a partes iguales hacia el deseo de hacer cine y hacia el cementerio...
CCCB, Hammershoi e I.Coixet.
Barcelona, un domingo cualquiera


viernes, marzo 02, 2007

À bout de souffle

Patricia: ¿Por que has venido aquí?
Michel: Porque tenia ganas de acostarme otra vez contigo.
Patricia: Esa no es una razón, me parece.
Michel: Eso quiere decir que amo.
Patricia: Yo aún no sé si te amo.
Michel: ¿Cuando lo sabrás?
Patricia: Pronto.
Michel: ¿Qué quiere decir pronto?...¿Dentro de un mes, dentro de un año?
Patricia: Pronto quiere decir pronto.
Michel: Las mujeres nunca hacen en ocho segundos lo que están dispuestas a hacer en ocho días. Que más da ocho segundos u ochos días...¿Por que no ocho siglos?
Patricia: No, ocho días está bien.
Michel: Siempre los términos medios. Eso me acaba con la moral...¿Por que no quieres volver a acostarte conmigo?
Patricia: Hay algo en tí que me gusta pero no sé lo qué. Querría que fuésemos Romeo y Julieta.
Michel: ¡Esas son ideas de niña!
Patricia: Ayer tarde decías, en el coche, que no podías vivir sin mí. Romeo no podía vivir sin Julieta, pero tu sí.
Michel: No, no puedo vivir sin ti.
.
Jean-Luc Godard y Centre de Cultura Contemporània de Barcelona

martes, febrero 13, 2007

Revolution

Extirpación del comunismo, implantación del consumismo: la operación ha sido un éxito,
pero el paciente se está muriendo

Barbara Kruger, Eduardo Galeano y Spencer Tunick


viernes, enero 19, 2007

La metamorfosis

.
" Cuando Gregorio Samsa despertó aquella mañana, luego de un sueño agitado, se encontró en su cama convertido en un insecto monstruoso. Estaba echado sobre el quitinoso caparazón de su espalda, y al levantar un poco la cabeza, vio la figura convexa de su vientre oscuro, surcado por curvadas durezas, cuya prominencia apenas si podía aguantar la colcha, visiblemente a punto de escurrirse hasta el suelo. Innumerables patas, lamentablemente escuálidas en comparación con el grosor ordinario de sus piernas, ofrecían a sus ojos el espectáculo de una agitación sin consistencia."
.
Librería Shakespeare & Co, París
y
Franz Kafka

viernes, enero 12, 2007

viajes con Heródoto

"Al fin y al cabo, el viaje no empieza cuando nos ponemos en ruta, ni acaba cuando alcanzamos el destino. En realidad empieza mucho antes y prácticamente no se acaba nunca porque la cinta de la memoria no deja de girar en nuestro interior por más tiempo que lleve nuestro cuerpo sin moverse de sitio. A fin de cuentas, lo que podríamos llamar contagio de viaje existe, y es, en el fondo, una enfermedad incurable."
.

Ryszard Kapuscinski
y planes de futuro

viernes, diciembre 22, 2006

Rockin`aroundtheChristmasTree

If (no)thing here is symmetrical,
why should I expect to be?
.
M.Duchamp
.
Feliz Navidad · Bon Nadal · Zorionak

Merry Christmas · Joyeux Noël · Frohe Weihnachten · Buon Natale

sábado, diciembre 16, 2006

tubebíaslaespumadelosdías



En la vida, lo esencial es hacer juicios a priori sobre todas las cosas. Es evidente, en efecto, que las masas se equivocan, y los individuos siempre tienen razón. Pero hay que guardarse de deducir de ello reglas de conducta: éstas no tienen por qué necesitar ser formuladas para que uno las siga. Existen sólo dos cosas: son el amor, en todas sus manifestaciones, con chicas guapas, y la música de Nueva Orleans o la de Duke Ellington. El resto debería desaparecer, porque el resto es feo, y las pocas páginas de demostración que siguen extraen toda su fuerza del hecho de que la historia es completamente verdadera, porque me la he inventado de cabo a rabo. Su realización material propiamente dicha consiste, esencialmente, en una proyección de la realidad, dentro de una atmósfera oblicua y recalentada, sobre un plano de referencia irregularmente ondulado y sometido a distorsiones. Como se puede ver, es un procedimiento honesto, si es que los hay.

"Flor" de Alfredo Omaña

Prólogo de La espuma de los días, Boris Vian

Título; verso de la canción "El rock de la decepción" de Javier Delgado, dedicada al que aquí escribe

domingo, diciembre 03, 2006

G.Pompidou

dans quelques heures:
la Sorbonne,
le 11ème,
le Boulevard Saint Michel,
le cimetière Pierre Lachaise...
PARIS
.
.
.

Powered by Castpost
(enunosdíasnosvemosporaquí)

viernes, noviembre 24, 2006

would (you)?

Trirt el qui mai no ha perdut per amor una casa
.
Joan Margarit
.
.
Sobre las diez te llamo
para decir que tengo diez llamadas,
otra reunión, seis cartas, una mañana espesa,
varias citas y nostalgia de ti.
[...]
Nada sabe de amor
quien no ha perdido por amor una casa,
una hija tal vez
y más de medio sueldo,
empeñado en el arte de ser feliz y justo,
al otro lado de tu voz,
al sur de las fronteras telefónicas.
.
Luis García Montero
.

And I hate the phone, but I wish (you) call

martes, noviembre 14, 2006

Capítulo 7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.
Cinema Paradiso
Rayuela y Cinema Paradiso
Cortázar y Tornatore

miércoles, noviembre 08, 2006

Last time I saw you, you were on stage
Your hair was wild, your eyes were red
You were in a rage
You were swinging your guitar around.
Cause they wanted to hear that sound
That you didn’t want to play.
I don’t blame you.
I don’t blame you..
.
Been around the world, in many situations
Been inside many heads in different positions
But you never wanted them that way.
What a cruel price you thought that you had to pay.
And that for all that shit on stage..
But it never made sense to them anyway,
Could you imagine when they turned their backs
They were only scratching their heads.
Cause you simply deserve the best.
And I don’t blame you.
.
They said you were the best,
But then they were only kids
Then you would recall the deadly houses you grew up in
Just because they knew your name,
Doesn’t mean they know from where you came
What a sad trick you thought that you had to play.
But I don’t blame you.
.
They never owned it
And you never owed it
to them anyway.
I don’t blame you.
Cat Power - I Don`T Blame You (Live Jools Holland)
Aunaparisinaenferma,queingresó(grave)enlaSorbona:Gracias

jueves, noviembre 02, 2006

I was with her
when
she asked me
if I had the same moon
where I was from,
I said yes
and she said
how romantic

jueves, octubre 26, 2006

París era una fiesta

En aquellos días no había dinero para comprar libros. Yo los tomaba prestados de Shakespeare and Company, que era la biblioteca circulante y librería de Sylvia Beach, en el 12 de la rue de l`Odéon. En una calle que el viento frío barría, era un lugar caldeado y alegre, con una gran estufa en invierno, mesas y estantes de libros, libros nuevos en los escaparates, y en las paredes fotos de escritores tanto muertos como vivos.

(37 de la Rue Bucherie, la propietaria actual es S.Whitman, abre a diario de mediodía a medianoche, conserva parte del sabor de aquellos años -tuvo mejor suerte que la londinense Marks&Co, una triste placa escondida la recuerda en el 84 de Charing Cross Road)



Aquello fue el final de la primera parte de París. París no volvería nunca a ser igual, aunque seguía siendo París, y uno cambiaba a medida que cambiaba la ciudad. Nunca volvimos al Vorarlberg, ni tampoco volvieron los ricos.
París no se acababa nunca, y el recuerdo de cada persona que ha vivido allí es distinto del recuerdo de cualquier otra. Siempre hemos vuelto, estuviéramos donde estuviéramos, y sin importarnos lo trabajoso o lo fácil que fuera llegar allí. París siempre valía la pena, y uno recibía siempre algo a trueque de lo que allí dejaba. Yo he hablado de París según era en los primeros tiempos, cuando éramos muy pobres y muy felices.
Ernest Hemingway

sábado, octubre 21, 2006

¿De qué se nutre la nostalgia?
Uno evoca dulzuras cielos atormentados
tormentas celestiales escándalos sin ruido
paciencias estiradas árboles en el viento
oprobios prescindibles bellezas del mercado
cánticos y alborotos lloviznas como pena
escopetas de sueño perdones bien ganados
pero con esos mínimos
no se arma la nostalgia
son meros simulacros
la válida
la única nostalgia
es de tu piel
.
M.Benedetti

perquè en unes setmanes estarem en Belleville, en la ciutat de la llum, per a després tornar a casa; Neal St., Stamford Brook, i aquesta sala que ens va fer M.Rothko, per als dies de pluja

sábado, octubre 14, 2006

Me alquilo para soñar

Apenas me la habían presentado cuando incurrí en la impertinencia feliz de preguntarle cómo había hecho para implantarse de tal modo en aquel mundo tan distante y distinto de sus riscos de vientos del Quindío, y ella me contestó con un golpe:
-Me alquilo para soñar
.
[...]
.
Neruda se durmió al instante, y despertó diez minutos después, como los niños, cuando menos pensábamos. Apareció en la sala restaurado y con el monograma de la almohada impreso en la mejilla.
-Soñé con esa mujer que sueña -dijo.
Matilde quiso que le contara el sueño.
-Soñé que ella estaba soñando conmigo -dijo él.
-Eso es de Borges -le dije.
Él me miró desencantado.
-¿Ya está escrito?
-Si no está escrito lo va a escribir alguna vez -le dije-, será uno de sus laberintos.
.
Tan pronto como subió a bordo, a las seis de la tarde, Neruda se despidió de nosotros, se sentó en una mesa apartada, y empezó a escribir versos fluidos con la pluma de tinta verde con que dibujaba flores y peces y pájaros en las dedicatorias de sus libros. A la primera advertencia del buque buscamos a Frau Frida, y al fin la encontramos en la cubierta de turistas cuando ya nos íbamos sin despedirnos. También ella acababa de despertar de la siesta.
-Soñé con el poeta -nos dijo
Asombrado, le pedí que nos contara el sueño.
-Soñé que él estaba soñando conmigo -dijo, y mi cara de asombro la confundió-. ¿Qué quieres? A veces, entre tantos sueños, se nos cuela uno que no tiene nada que ver con la vida real.
No volví a verla ni a preguntarme por ella hasta que supe lo del anillo en forma de culebra de la mujer que murió en el naufragio del Hotel Riviera. Así que no resistí la tentación de hacerle preguntas al embajador portugués cuando coincidimos, meses después, en una recepción diplomática. El embajador me habló de ella con un gran entusiasmo y una enorme admiración. -No se imagina lo extraordinaria que era-, me dijo. -Usted no habría resistido la tentación de escribir un cuento sobre ella-. Y prosiguió en el mismo tono, con detalles sorprendentes, pero sin una pista que me permitiera una conclusión final.
-En concreto -le precisé por fin-: ¿qué hacía?
-Nada -me dijo él, con cierto desencanto-.
Soñaba
.
.
G.G.Márquez

sábado, octubre 07, 2006

Double Silence

She
knew

that
I
knew
that

she
knew

I
knew
that
she
knew
that
I

knew

Neither
of
us
said
a
word




ThankstoMariana,whoshowedmethisbook (thoughitisnotanHiperion´s)

sábado, septiembre 30, 2006

Ilusiones que encadenan deseos que encadenan noches en vela que desencadena en...
.
porque las malas decisiones pueden basarse en ilusiones que en su momento tomamos por realidades
.


"I love the sound of you walking away..."

miércoles, septiembre 27, 2006

Volvemos a París

Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos, o se acuerdan llorando a gritos de haber visto en una vitrina el décimo de lotería que acaba de ganar cinco millones. Por mi parte ya me había acostumbrado a que me pasaran cosas modestamente excepcionales, y no encontraba demasiado horrible que al entrar en un cuarto a oscuras pare recoger un álbum de discos, sintiera bullir en la palma de la mano el cuerpo vivo de un ciempiés gigante que había elegido dormir en el lomo del álbum. Eso, y encontrar grandes pelusas grises o verdes dentro de un paquete de cigarrillos, u oír el silbato de una locomotora exactamente en el momento y el tono necesarios pare incorporarse ex oficio a un pasaje de una sinfonía de Ludwig van, o entrar a una pissottiere de la rue de Medicis y ver a un hombre que orinaba aplicadamente hasta el momento en que, apartándose de su comportamiento, giraba hacia mí y me mostraba, sosteniéndolo en la palma de la mano como un objeto litúrgico y precioso, un miembro de dimensiones y colores increíbles, y en el mismo instante darme cuenta de que ese hombre era exactamente igual a otro (aunque no era el otro) que veinticuatro horas antes, en la Salle de Geographic, había disertado sobre tótems y tabúes, y había mostrado al publico, sosteniéndolos preciosamente en la palma de la mano, bastoncillos de marfil, plumas de pájaro lira, monedas rituales, fósiles mágicos, estrellas de mar, pescados secos, fotografías de concubinas reales, ofrendas de cazadores, enormes escarabajos embalsamados que hacían temblar de asustada delicia a las infaltables señoras.

Julio Cortázar - Rayuela

viernes, septiembre 22, 2006

es peor la falta de información que la mala información
.
"...ellos decían que tu decías..."
.
¿se equivocaban contigo?

domingo, septiembre 17, 2006

God only knows




Powered by Castpost
.
I may not always love you
But long as there are stars above you
You never need to doubt it
Ill make you so sure about it
God only knows what Id be without you
If you should ever leave me
Though life would still go on believe me
The world could show nothing to me
So what good would living do me
God only knows what Id be without you
God only knows what Id be without you
If you should ever leave me
Well life would still go on believe me
The world could show nothing to me
So what good would living do me
God only knows what Id be without you
God only knows what Id be without you
God only knows
.
.
.
porque es increíble como Ann (Sarah Polley) se lo canta/susurra a Don (Scott Speedman)
pero me fue imposible encontrarlo
así que, veanlo una vez más,
si no se conforman con los Beach Boys

sábado, agosto 26, 2006

Thunder Road

The screen door slams
Mary' dress waves
Like a vision she dances across the porch
As the radio plays
Roy Orbison singing for the lonely
Hey that's me and I want you only
Don't turn me home again
I just can't face myself alone again
Don't run back inside
Darling you know just what I'm here for
So you're scared and you're thinking
That maybe we ain't that young anymore
Show a little faith there's magic in the night
You ain't a beauty but hey you're alright
Oh and that's alright with me
You can hide 'neath your covers
And study your pain
Make crosses from your lovers
Throw roses in the rain
Waste your summer praying in vain
For a saviour to rise from these streets
Well now I'm no hero
That's understood
All the redemption I can offer girl
Is beneath this dirty hood
With a chance to make it good somehow
Hey what else can we do now?
Except roll down the window
And let the wind blow
Back your hair
Well the night's busting open
These two lanes will take us anywhere
We got one last chance to make it real
To trade in these wings on some wheels
Climb in back
Heaven's waiting on down the tracks
Oh-oh come take my hand
We're riding out tonight to case the promised land
Oh-oh Thunder Road oh Thunder Road
Lying out there like a killer in the sun
Hey I know it's late we can make it if we run
Oh Thunder Road
sit tight take hold
Thunder Road





lunes, agosto 14, 2006

Todo amor es efímero

Ninguna era tan bella como tú, durante aquel
fugaz momento en que te amaba:
mi vida
entera
A.González

miércoles, agosto 02, 2006

esta es la canción de las noches perdidas

si quieres te la cambio por un rato en tu cama
hierve como el ruedo en tardes de corridas
va como los besos en los telegramas.
Y tiene nombre de mujer
como la libertad
como la nieve
los fugitivos del deber,
cogen su maldición y se la beben.

domingo, julio 30, 2006

Paz

Junto a la mesa de la esquina en
El café
Está sentada
Una pareja de mediana edad.
Han terminado de comer
Y están bebiendo una cerveza
Cada uno.
Son las 9 de la noche.
Ella está fumando un cigarrillo.
Luego él dice algo.
Ella asiente.
Luego habla ella.
Él sonríe, mueve la mano
Luego se quedan callados.
A través de la persianas
Junto a la mesa
Parpadea
Una luz roja de neón.
No hay guerra
No hay infierno.
Luego él levanta su botella
De cerveza.
Es verde,
Se la lleva a los labios
Le da un sorbo.
Es una Coronet.
Ella tiene el codo derecho
Apoyado sobre la mesa
Y en la mano
Sostiene el cigarrillo
Entre el pulgar y
El índice
Y cuando ella le mira
Fuera las calles
Florecen
En la noche.
Suerte
Hubo una vez
En que fuimos jóvenes
Dentro de esta máquina
Bebíamos
Fumábamos
Tecleábamos
Fue un tiempo de
Esplendor
Un milagro
Aún lo es
Sólo que ahora
En vez de
Ir hacia el tiempo
Es el tiempo
El que viene hacia nosotros
Y hace que cada palabra
Taladre
El papel
Clara
Rápida
Contundente
Alimentando
Un espacio
Que se cierra.
C.Bukowski



jueves, julio 27, 2006

miércoles, julio 19, 2006

inventario de lugares propicios al amor

Son pocos.
La primavera está muy prestigiada, pero
es mejor el verano.
Y también esas grietas que el otoño
forma al interceder con los domingos
en algunas ciudades
ya de por sí amarillas como plátanos.
El invierno elimina muchos sitios:
quicios de puertas orientadas al norte
,orillas de los ríos,
bancos públicos.
Los contrafuertes exteriores
de las viejas iglesias
dejan a veces huecos
utilizables aunque caiga nieve.
Pero desengañémonos: las bajas
temperaturas y los vientos húmedos
lo dificultan todo.
Las ordenanzas, además, proscriben
la caricia ( con exenciones
para determinadas zonas epidérmicas
-sin interés alguno-
en niños, perros y otros animales)
y el «no tocar, peligro de ignominia»
puede leerse en miles de miradas.
¿Adónde huir, entonces?
Por todas partes ojos bizcos,
córneas torturadas,
implacables pupilas,
retinas reticentes,
vigilan, desconfían, amenazan.
Queda quizá el recurso de andar solo,
de vaciar el alma de ternura
y llenarla de hastío e indiferencia,
en este tiempo hostil, propicio al odio.
Ángel González

sábado, julio 01, 2006

west pier

29/06

martes, junio 20, 2006

idea

Inventaré
quién sos,
de todos
modos,
inventarte
es
mi forma
de creerte

sábado, junio 03, 2006

Abstracción

Londres, 04/06

miércoles, mayo 31, 2006

La balada de la carcel de Reading

Sólo sabía que idea obsesiva apresuraba su paso, y por qué miraba al día deslumbrante con tan ávidos ojos; aquel hombre había matado lo que amaba, y por eso iba a morir. Aunque todos los hombres matan lo que aman, que lo oiga todo el mundo, unos lo hacen con una mirada amarga, otros con una palabra zalamera; el cobarde con un beso, ¡el valiente con una espada! Unos matan su amor cuando son jóvenes, y otros cuando son viejos; unos lo ahogan con manos de lujúria, otros con manos de oro; el más piadoso usa un cuchillo, pues así el muerto se enfría antes. Unos aman muy poco, otros demasiado, algunos venden, y otros compran; unos dan muerte con muchas lágrimas y otros sin un suspiro: pero aunque todos los hombres matan lo que aman, no todos deben morir por ello.
O.Wilde

domingo, mayo 28, 2006

Eso era amor

Le comenté:
-Me entusiasman tus ojos.
Y ella dijo:
-¿Te gustan solos o con rimel?
-Grandes, respondí sin dudar.
Y también sin dudar
me los dejó en un plato
y se fue a tientas.
Ángel González

miércoles, mayo 24, 2006

La oveja negra

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada.
Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.
A.Monterroso

jueves, mayo 18, 2006

20

... y
los
sueños
guardaban
cola
para
ser
soñados ...



Swanage, 07/05

domingo, mayo 14, 2006

On the road

Me desperté cuando el sol se ponía rojo y fue aquel un momento inequívoco de mi vida, el más extraño momento de todos, en el que no sabía ni quién era yo mismo: estaba lejos de casa, obsesionado, cansado por el viaje, en la habitación de un hotel barato que nunca había visto antes (…) No estaba asustado, simplemente era otra persona, un extraño, y mi vida entera era una vida fantasmal. Estaba a medio camino atravesando América, en la línea divisoria entre el Este de mi juventud y el Oeste de mi futuro, y quizá por eso sucedía aquello allí y entonces, aquel extraño atardecer rojo.
J.Kerouac

jueves, mayo 11, 2006

Liberté

Sur mes cahiers d'écolier
Sur mon pupitre et les arbres
Sur le sable sur la neige
J'écris ton nom
Sur toutes les pages lues
Sur toutes les pages blanches
Pierre sang papier ou cendre
J'écris ton nom
Sur les images dorées
Sur les armes des guerriers
Sur la couronne des rois
J'écris ton nom
Sur la jungle et le désert
Sur les nids sur les genêts
Sur l'écho de mon enfance
J'écris ton nom
Sur les merveilles des nuits
Sur le pain blanc des journées
Sur les saisons fiancées
J'écris ton nom
Sur tous mes chiffons d'azur
Sur l'étang soleil moisi
Sur le lac lune vivante
J'écris ton nom
Sur les champs sur l'horizon
Sur les ailes des oiseaux
Et sur le moulin des ombres
J'écris ton nom
Sur chaque bouffée d'aurore
Sur la mer sur les bateaux
Sur la montagne démente
J'écris ton nom
Sur la mousse des nuages
Sur les sueurs de l'orage
Sur la pluie épaisse et fade
J'écris ton nom
Sur les formes scintillantes
Sur les cloches des couleurs
Sur la vérité physique
J'écris ton nom
Sur les sentiers éveillés
Sur les routes déployées
Sur les places qui débordent
J'écris ton nom
Sur la lampe qui s'allume
Sur la lampe qui s'éteint
Sur mes maisons réunis
J'écris ton nom
Sur le fruit coupé en deux
Dur miroir et de ma chambre
Sur mon lit coquille vide
J'écris ton nomS
ur mon chien gourmand et tendre
Sur ses oreilles dressées
Sur sa patte maladroite
J'écris ton nom
Sur le tremplin de ma porte
Sur les objets familiers
Sur le flot du feu béni
J'écris ton nomS
ur toute chair accordée
Sur le front de mes amis
Sur chaque main qui se tend
J'écris ton nom
Sur la vitre des surprises
Sur les lèvres attentives
Bien au-dessus du silence
J'écris ton nom
Sur mes refuges détruits
Sur mes phares écroulés
Sur les murs de mon ennui
J'écris ton nom
Sur l'absence sans désir
Sur la solitude nue
Sur les marches de la mort
J'écris ton nom
Sur la santé revenue
Sur le risque disparu
Sur l'espoir sans souvenir
J'écris ton nom
Et par le pouvoir d'un mot
Je recommence ma vie
Je suis né pour te connaître
Pour te nommer


Paul Eluard

sábado, mayo 06, 2006

Dreams be dreams




Powered by Castpost

shes just waiting for the summertime
when the weathers fineand she could hitch a ride out of town
and so far away
from that low down, good for nothing
mistake making fool with excuses like
baby that was a long time ago
but thats just a euphemism
if you want the truth he was out of control
but a short time is a long time
when your mind just wont let it go

well summer came along and then it was gone
and so was she but not from him
because he followed her just to let her know
her dreams are dreams
all this living is so much harder that it seems
but girl dont let your dreams be dreams
you know this living is not so hard as it seems
dont let your dreams be dreams
Jack Johnson
(Miércoles 10, 23.30, Camelot, Javier Delgado. Nos vemos)

martes, mayo 02, 2006

Ayer pasó el pasado lentamente
con su vacilación definitiva
sabiéndote infeliz y a la deriva
con tus dudas selladas en la frente

ayer pasó el pasado por el puente
y se llevó tu libertad cautiva
cambiando su silencio en carne viva
por tus leves alarmas de inocente

ayer pasó el pasado con su historia
y su deshilachada incertidumbre/
con su huella de espanto y de reproche

fue haciendo del dolor una costumbre
sembrando de fracasos tu memoria
y dejándote a solas con la noche.

M. Benedetti

viernes, abril 28, 2006

ENBANKMENT

Whiteread lo definió como "fantasmas de espacios interiores"
yo aún los veo como terrones de azucar
huyendo del clima británico

martes, abril 25, 2006

Un hombre había dibujado un círculo rojo por el Este. El fantasma de otro círculo alrededor de la esfera de la luna giraba en torno a una nube. Se pasó la lengua por los labios revestidos milagrosamente de carne y piel. Tenía en la boca un extraño sabor como si la última noche, hacía ya trescientos años, se hubiera dormido teniendo la corola de una amapola entre ellos. Seguía en su cabeza el viejo rumor de Callaghan. Entre el amanecer y la noche le había hablado de la muerte, había escuchado una carcajada que aún le retumbaba en los oídos. El gallo volvió a cantar y se oyó el trino de un pájaro como una guadaña en un trigal. Rhiana, con la garganta desnuda y dulce, entró en la habitación. -Rhiana -dijo-, dame la mano. Ella no le oyó. Se quedó junto a la cama y le miró con infinito dolor. -Dame la mano -dijo. Y poco después: -¿Por qué me echas la sabana encima de la cara?

El visitante - Dylan Thomas

(Javier Delgado y Roberto Domínguez, mañana, a las 22.30, nos vemos en el Savor)

miércoles, abril 19, 2006


El sueño de la bella era invencible. Cuando el avión se estabilizó, tuve que resistir la tentación de sacudirla con cualquier pretexto, porque lo único que deseaba en aquella última hora de vuelo era verla despierta, aunque fuera enfurecida, para que yo pudiera recobrar mi libertad, y tal vez mi juventud. Pero no fui capaz. “Carajo”, me dije, con un gran desprecio. “¡Por qué no nací Tauro!”. Despertó sin ayuda en el instante en que se encendieron los anuncios del aterrizaje, y estaba tan bella y lozana como si hubiera dormido en un rosal. Sólo entonces caí en la cuenta de que los vecinos de asiento en los aviones, igual que los matrimonios viejos, no se dan los buenos días al despertar. Tampoco ella. Se quitó el antifaz, abrió los ojos radiantes, enderezó la poltrona, tiró a un lado la manta, se sacudió las crines que se peinaban solas con su propio peso, volvió a ponerse el cofre en las rodillas, y se hizo un maquillaje rápido y superfluo, que le alcanzó justo para no mirarme hasta que la puerta se abrió. Entonces se puso la chaqueta de lince, pasó casi por encima de mí con una disculpa convencional en castellano puro de las Américas, y se fue sin despedirse siquiera, sin agradecerme al menos lo mucho que hice por nuestra noche feliz, y desapareció hasta el sol de hoy en la amazonia de Nueva York.

"El avión de la bella durmiente" - G.G Márquez
Back home... (london callin` - see u next week)